Aprender a Pensar

Registrarse

Repensar la Educación

Oscar Alonso Peno

Gracias, gracias, muchas gracias a todos, por tanto… Gracias

Con estas palabras la hermana Belkis Román, hermana general de la Congregación de las Capuchinas de la Madre del Divino Pastor, agradecía a presentes y ausentes, al cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano, al cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, al nutrido grupo de cardenales, obispos, sacerdotes y diáconos españoles y extranjeros, a las autoridades civiles y militares, entre ellas al presidente de la Generalitat  y a numerosos políticos de distintas formaciones, a los más de dos mil peregrinos, a las personas que habían hecho posible, de un modo u otro, la organización, el cuidado de todos los detalles y la celebración de la eucaristía de Beatificación del capuchino catalán Josep Tous i Soler (1811-1871).

Seguramente las palabras de la hermana general quedarán en la mente de muchos, en una celebración en la que se cuidaron todos los detalles y hubo familiaridad, cercanía,  gran expectación y, sobre todo, se vivió una verdadera acción de gracias por la figura, el  carisma, la herencia y misión de este hijo de la Iglesia, el capuchino Josep Tous i Soler, primer franciscano capuchino catalán beatificado.

La celebración tuvo lugar en la impresionante Basílica de Santa María del Mar.

El cardenal Tarcisio Bertone, que presidió la ceremonia, la segunda que se realiza en Cataluña después de que el Papa Benedicto XVI recuperara la antigua práctica de beatificar en el lugar de origen de aquel que va a ser beatificado, pidió «mantener la fe» en tiempos difíciles. Instó a las «queridas hermanas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor» a trabajar con fortaleza para que el legado de Josep Tous i Soler siga vivo. Su fidelidad a Cristo y su humildad deben servir de ejemplo a todos los cristianos, apuntaron Bertone y Sistach, para tener más fe y confianza si cabe en Dios, «en el momento presente, en el que no faltan dificultades».

Ambos recordaron las palabras de Tous: «Aunque todo sea oscuro, hay que ser fiel a Dios y fiel a los hombres». «Qué actuales resultan estas palabras suyas», señaló el secretario de Estado Vaticano.

El padre Tous no nació en la capital catalana, sino en Igualada en 1811 pero poco antes de cumplir nueve años se trasladó a la Ciudad Condal junto a sus padres y 11 hermanos. Impregnándose de profundos sentimientos cristianos, cultivó desde muy pequeño su amor al prójimo y a Dios. Con 13 años manifestó su voluntad de seguir a Cristo y de hacerlo según la forma de vida de Francisco de Asís.

Tras su exilio a Italia y Francia, motivado por los decretos de exclaustración de 1835 bajo el Gobierno de Mendizábal, el padre Tous fundó la congregación de las Hermanas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor. Éstas serían las encargadas de sacar adelante la primera escuela de Ripoll que Tous, con el beneplácito del obispo de Vic, Llucià Casadevall, pondría en marcha en el año 1850: “Derramad en el corazón de la infancia y la juventud los santos pensamientos y devotos afectos que Dios os ha comunicado en la santa oración”, repetía constantemente a sus religiosas.

Bertone recordó la preocupación del padre Tous por la educación de los más jóvenes, especialmente de las mujeres, y ensalzó la labor llevada a cabo por él a pesar de las dificultades. Afirmó: “El padre Tous fue un hombre de una caridad exquisita, con una gran capacidad para soportar y comprender las deficiencias de los demás. Numerosas situaciones en su vida muestran su gran disponibilidad para la acogida y el perdón”.

Como también recordó el cardenal Lluis Martínez Sistach, la actividad del padre Tous “nos deja el recuerdo de una gran bondad, de un espíritu de servicio social y de una gran preocupación por la educación de la infancia y la juventud”.

Muchas felicidades a las Hermanas Capuchinas de la Madre del Divino Pastor, presentes en la actualidad  en Cataluña, Murcia, País Vasco, Madrid, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala, Colombia y Cuba, y a los Hermanos Menores Capuchinos por Josep Tous i Soler, proclamado Beato ayer en Santa María del Mar, parroquia en la que colaboró durante algún tiempo. También muchas felicidades a todos las hermanas, laicos y laicas que han recogido el testigo y continúan educando a los más jóvenes desde el carisma de este franciscano universal.

 Oscar Alonso



escrito el 26 de abril de 2010 por en General


2 Comentarios en Gracias, gracias, muchas gracias a todos, por tanto… Gracias

  1. Bloodaeaserry | 16-01-2011 a las 7:09 | Denunciar Comentario
    1

    quello che stavo cercando, grazie

  2. japinai | 20-02-2011 a las 20:16 | Denunciar Comentario
    2

    Grazie a te. buona settimana

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar