Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Oscar Alonso Peno

¡Aleluya!

Vigilia Pascual

Después de un día de silencio, de oración y de preparación, nos disponemos a celebrar la Pascua, el paso, la Resurrección del Señor. La Vigilia Pascual es la Pascua del Señor y la Pascua de la Iglesia, origen y raíz de todo el año litúrgico.

En la celebración de la Vigilia Pascual reciben su consagración pascual las palabras, las oraciones, los sacramentos y los símbolos de la Iglesia, que son prolongaciones y manifestaciones de la Pascua.

Estos grandes símbolos son: la asamblea santa, la comunidad del Resucitado. El tiempo nuevo, que siempre, de noche y de día, tiempo pascual insertado ya en nuestro hoy que es Jesús Resucitado. El fuego nuevo, que recuerda la columna de fuego y el fuego del Espíritu encendido por el Resucitado en los corazones de los fieles. El agua regeneradora, signo de la vida nueva en Cristo, fuente de vida. El crisma de la unción espiritual de los bautizados. El banquete nupcial de la Iglesia: en el pan y el vino de la eucaristía tenemos la comida del Resucitado y con el Resucitado. El canto nuevo del aleluya pascual, himno de los redimidos, cantar de los peregrinos en camino.

Todos los otros símbolos son pascuales: la cruz, el altar, el ambón, el libro. Sobre todo, por la importancia ritual de la Vigilia, el Cirio Pascual, signo de Cristo que ilumina con su presencia y habla de vida, de vida en abundancia.

La estructura de la Vigilia Pascual es interpretada de la siguiente manera:

1. El lucernario con la liturgia del fuego y de la luz. Con la bendición del fuego nuevo para encender la nueva luz, se recuerda que estamos en la noche donde todo se renueva en aquél que hace nuevas todas las cosas. El cirio es bendecido y adornado porque es símbolo de Cristo Luz. La procesión de la tinieblas a la luz, la peregrinación de la Iglesia, nuevo Pueblo de Dios, guiada por la columna de fuego, iluminación bautismal que cada uno recibe de Cristo para ser siempre hijo de la luz.

2. La liturgia de la Palabra. La proclamación de la Palabra de Dios se hace simbólicamente a la luz de Cristo Resucitado, centro del cosmos y de la historia. Son lecturas progresivas de la historia de la salvación. Tienen un carácter cristológico. Poseen una estrecha relación con el bautismo.

3. La liturgia Bautismal. Sigue la liturgia bautismal con la invocación de los santos, la bendición de la pila bautismal y todos los demás ritos del bautismo y de la confirmación cuando hay adultos para bautizar. Si no hay bautismos, se pasa en seguida a la bendición del agua, a las renuncias y promesas del bautismo, con la aspersión del agua. Es el recuerdo memorial de la Pascua y del bautismo. Termina con la oración universal.

4. La liturgia Eucarística. Encuentro con el Cristo resucitado en un sacrificio pascual, en la comunión con Él. La celebración se cierra con la invitación pascual al final de la misa para llevar a todos el anuncio del Cristo Resucitado.

Cristo, resucitando, ha vencido a la muerte. Este es en verdad el día del Señor. El fundamento de nuestra fe. La experiencia decisiva que la Iglesia recuerda y vive cada año, renovando su comunión con Él, en la Palabra y en los Sacramentos de esta noche. El nacimiento de Cristo a la Vida Nueva quiere producir el renacimiento de su comunidad, y de cada uno de nosotros, a esa misma Vida Nueva.

Esta noche y en todo este tiempo pascual cantemos ¡Aleluya! porque el Señor ha resucitado. Vivamos como renacidos, resucitados y justificados por el amor de Dios que siempre nos ofrece una nueva oportunidad para re-comenzar, para VIVIR con mayúsculas, para dar la vida todos los días… por los demás.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Oscar Alonso



escrito el 23 de abril de 2011 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar