Aprender a Pensar

Registrarse

Repensar la Educación

Oscar Alonso Peno

La resurrección de Cristo, esperanza de la humanidad

Hay un texto del teólogo alemán Bonhoeffer que me impresiona especialmente. Dice así: «Para los hombres de hoy hay una gran preocupación: saber morir, morir bien, morir serenamente. Pero saber morir no significa vencer a la muerte. Saber morir es algo que pertenece al campo de las posibilidades humanas, mientras que la victoria sobre la muerte tiene un nombre: Resurrección. Sí, no será el arte de hacer el amor, sino la resurrección de Cristo, lo que dará un nuevo viento que purifique el mundo actual. Aquí es donde se halla la respuesta al “dame un punto de apoyo y levantaré el mundo”».

Dice José Luís Martín Descalzo: “Impresiona pensar que en el Calvario Jesús tuvo al menos unos cuantos discípulos y mujeres que le acompañaban. Pero no había nadie cuando resucitó. Da la impresión de que la vida de Cristo hubiera concluido con la muerte, que no creyéramos en serio en la Resurrección. Muchos cristianos parecen pensar que tras la Cuaresma y la Semana Santa los cristianos ya nos hemos ganado unas buenas vacaciones espirituales. Y si nos dicen: «Cristo ha resucitado»; pensamos: qué bien. Ya descansa en los cielos. Lo hemos jubilado con una pensión por los servicios prestados. Ya no tenemos nada que hacer con Él. Necesitó que le acompañásemos en sus dolores. ¿Para qué vamos a acompañarle en sus alegrías?”.

Ojalá esta cincuentena pascual nos dé la posibilidad de vivir como resucitados, de participar cotidianamente en el gozo de la Resurrección, que no es tanto una palabra “religiosa” como un estilo de vivir, de vivir auténtica y plenamente… entregándose a los demás por puro amor, sin esperar nada a cambio. La Resurrección de Jesús es para los creyentes nuestra fuente principal de verdadera alegría, d e verdadero sentido. La vida, nuestras vidas, sin Resurrección, sería simplemente una tomadura de pelo, una agonía anunciada.

Y es que lo esencial de los cristianos es ser testigos de la resurrección. ¿Lo somos? ¿O los demás nos siguen viendo como personas tristes y aburridas? Recordemos con nuestra vida, con nuestras actitudes y con nuestro compromiso con la vida de todos que los cristianos somos ante todo eso: testigos de la resurrección, pregoneros de Buena Nueva.

Oscar Alonso



escrito el 25 de abril de 2011 por en General


2 Comentarios en La resurrección de Cristo, esperanza de la humanidad

  1. Iñigo | 25-04-2011 a las 15:39 | Denunciar Comentario
    1

    ¿Habéis ido a ver la película “Cartas a Dios”? (el libro impresionante…el protagonista, el niño Óscar, que da título a la versión original en francés, increible). Os la recomiendo vivamente. La peli es del mismo director que “El señor Ibrahim y las flores del Corán” y “Amelie”.

    A propósito de morirse (un hecho) y aprender a morir (un aprendizaje).

  2. japinai | 27-04-2011 a las 8:44 | Denunciar Comentario
    2

    Gracias amigo, siempre dando luz. A ver si nos vemos. Un fuerte abrazo. oscar

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar